Deducción de arrendamiento puro y financiero para I.S.R.

En el ámbito empresarial no cabe duda que se toman decisiones muy importantes y que estas deben de ser analizadas previamente, más aún con la gran apertura de opciones que encontramos en la actualidad. Es por ello y que es de gran importancia que cuando hablemos de la adquisición de un activo, ya sea por la necesidad en el incremento de operaciones, porque nuestro activo ya no se encuentra en optimas condiciones o bien las cuestiones tecnológicas y/o de eficiencia las encontramos en equipos nuevos y de vanguardia, pues ahora bien, ¿Cuál puede ser la mejor vía para la adquisición del activo?


Por lo mencionado anteriormente, estaremos hablando de dos opciones, que son el arrendamiento puro y el arrendamiento financiero, cabe mencionar que estas opciones de arrendamiento pueden ser utilizadas para adquirir distintos tipos de activos, sin embargo, nos enfocaremos meramente en la adquisición de equipo de transporte, así como su procedimiento de deducción para efectos del Impuesto sobre la Renta (I.S.R.).


ARRENDAMIENTO PURO

En esta figura se obtiene el derecho de usar el vehículo mediante el pago de rentas mensuales en un plazo determinado y en dado caso el pago de comisiones.


ARRENDAMIENTO FINANCIERO:

La operación pactada mediante esta figura, de acuerdo a Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito dice que aquel Arrendador concede el uso a cierto periodo, con un plan forzoso al arrendatario, donde éste ultimo se obliga a pagar mediante parcialidades el monto de la unidad, los intereses generados y demás accesorios como bien puede ser algún tipo de comisión. Esta figura es lo más parecido a un crédito.


Para efectos del ISR ¿Qué de entiende por automóvil?

De acuerdo al artículo 3 del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta se entenderá por automóvil:

Aquel vehículo terrestre para el transporte de hasta diez pasajeros, incluido el conductor.


Limitantes para la deducción del ISR

A continuación, se muestra resumen con disposiciones y limitaciones a aplicar en los casos de arrendamiento puro y financiero:


Cabe mencionar que los montos excedentes de $ 175,000 y de $250,000 de inversión por cada tipo de vehículo y en cada tipo de arrendamiento se le dará tratamiento de no deducibles.


También es de gran importancia resaltar que a la adquisición de vehículos denominados pick up son camiones de carga destinados al transporte de mercancías, por lo que no deben de ser considerados como automóviles para efectos de la Ley del Impuesto sobre la Renta, dicho esto la adquisición de pick up no se le estaría aplicando ninguna limitante de los montos inversión.


Con lo antes descrito podemos atender que cualquiera de los dos arrendamientos tiene sus bondades para efectos fiscales, sin embargo, cada compañía de acuerdo a sus capacidades financieras y en función del desgaste de cada una de sus unidades debería estar efectuando los ejercicios correspondientes para identificar cómo impactaría su carga impositiva y la liquidez que puede tener en un corto, mediano y largo plazo para una mejor toma de decisión en la adquisición vehículos.


Newsletter (29)
.pdf
Download PDF • 1.47MB